Otra de las personas malencaradas con las que no queda más remedio que tratar de cuando en cuando, lamentablemente. O quizá lamentablemente para ellas. Vaya caras que se han ido consiguiendo. Su compañera no era mucho mejor.