39. Ése es el número de entradas que se vendieron  para el ballet “El Cascanueces”, en una ciudad de más de 60.000 habitantes. Los bailarines eran 40. ¿Lo peor de todo? Que cuando me enteré no dije “no me lo creo, no es posible; tiene que haber un error en alguna parte”. Y sí, claro que hay un error en alguna parte.